Un envase destacado, emblema de la marca

SUMO, un producto de calidad.

SUMO, se dedica a fabricar y comercializar jugos 100% naturales, con la técnica de prensado en frío. La empresa nace en 2015, a instancias de 2 jóvenes empresarios que deciden incursionar en el nicho de los productos saludables, quienes se acercaron a nosotros para trabajar en el diseño de un envase exclusivo.

Si bien en Uruguay la cultura de consumo saludable es incipiente, es una tendencia global que ha llegado para quedarse. Los jugos SUMO son una respuesta para aquellos consumidores que quieren acompañar sus alimentos con una bebida refrescante y natural.

Definir la identidad de la empresa, el primer paso.

Cuando nos reunimos con el equipo de SUMO, y Estudio Salterain (que se encargó de la identidad de marca), algo quedo claro: el jugo tiene todo lo que se precisa, debe ser el protagonista y lo debemos mostrar.

La identidad gráfica de SUMO, trabaja sobre un concepto minimal y se despega de los productos de la competencia. El diseño del envase debía darle sustento a esa propuesta, en un universo de envases caracterizado por formas recargadas y referencias estéticas a los gajos de la naranja.

 

El producto fundacional, mucho más que un envase.

Cuando se trata del primer producto no hay referencias propias, la empresa esta construyendo su imagen y este es el primer paso. Las decisiones pueden llegar a ser muy complejas y en DVL lo entendemos. Nos encanta participar en estos procesos, aportando herramientas que colaboren y faciliten esas definiciones. Para el proyecto SUMO desarrollamos un nuevo proceso de prototipado para envases transparentes, que permitió poner sobre la mesa de manera comparable, las propuestas de SUMO y los productos de la competencia. Estos prototipos fueron fundamentales, tanto en la evaluación de los Directores como en distintos testeos con consumidores. Compartimos el backstage para conocer más sobre el proceso.